22 abr. 2010

Sant Jordi: una leyenda universal

El día 23 de abril, en Cataluña -y Aragón, Castilla y León, Cáceres, Valencia, La Rioja y Castilla-La Mancha-, es el día de Sant Jordi, una jornada ("diada") para la que la tradición manda que el amante entregue una rosa a su doncella y ésta le devuelva un libro como regalo. Pero, lejos de la tradición de rosas, libros y dragones, Sant Jordi (cuyo origen humano es San Jorge de Capadocia) es una figura simbólica que va más allá de Cataluña, España e incluso del cristianismo. El caballero Jorge matando al dragón y liberando a la princesa es un icono venerado por las tres grandes religiones monoteístas: cristianismo, judaísmo e islam. Un mártir legendario cuya simbología está mucho más presente de lo que parece en escudos, patronazgos, cuentos infantiles, fortalezas, templos, etc.

Publicidad con causa

Muchos de vosotros ya lo habréis visto (está en infinidad de blogs), pero yo lo he descubierto hoy y me ha encantado. Demuestra que la publicidad también sabe utilizar su ingenio y creatividad para buenas causas. Fue reado para la campaña Sussex Safer Roads Partnership.

21 abr. 2010

El periodista y el empresario: la carta de Ansón a Lara


La carta ya tiene unos añitos y, seguro, muchos de vosotros ya la tenéis más que vista. Pero yo la he leído hoy y no deja de sorprenderme, por el doble sentido que se le puede sacar a todo. Luis María Ansón parece demostrar principios ideológicos sobre su actividad periodística, a diferencia de muchos otros periodistas y empresarios de la comunicación. Como afirma, le resulta contradictorio trabajar en La Razón, con sus valores conservadores, monárquicos, españolistas y religiosos, y pertenecer al mismo grupo que acababa de comprar el diario independentista catalán Avui. Hasta ahí es lógico.

Sin embargo, no creo que lo ideológico fuese el único motivo; a juzgar por sus palabras, no cesa en repetir que fue él quien fundó el diario La Razón; que fue él quien aupó a José Manuel Lara y el grupo Planeta al éxito en Antena 3 y Onda Cero después del fracaso de Quiero TV; y, en última instancia, que José Manuel Lara no le vendiera su participación en La Razón. Esto es quizás lo más destacable: seguramente en base a razones ideológicas (impedir que La Razón y Avui fueran "hermanos" dentro de Planeta) Ansón parece empeñado en querer hacerse con las acciones de Planeta en La Razón, por las que ofrece un 10% más de su valor. ¿Principios ideológicos o interés económico?

13 abr. 2010

Eutanasia para series de televisión

El declive de series como Los Hombres de Paco, Acusados, Hospital Central y otras series que los programadores se empeñan en alargar hace pensar en si para algunas de estas producciones no sería mejor una muerte digna, un fin cuando todavía están en la cresta de la ola. Hay numerosos casos tanto de esa prolongación agónica como de un punto y final digno.

Desgraciadamente nos encontramos más del primer caso. Por citar sólo algunos que la memoria me permite recordar, son destacables los finales de Compañeros, Policías, El Súper, Al Salir de Clase, Un Paso Adelante, Ana y los Siete, El Comisario, Herederos, etc. Lista a la que, previsiblemente, se le unirán dos veteranas como Hospital Central y Los Hombres de Paco. La decadencia de estas series se produjo tanto por audiencia como por contenidos; de hecho, en algunos casos, aunque parte del público siguiera siendo fiel, el argumento se retorcía en sí mismo de dolor y agonía.

11 abr. 2010

Arte para soportar el dolor

Aunque hayan pasado 65 años, el sufrimiento y horror del Holocausto judío no es fácil de olvidar para los que estuvieron allí. El arte, el humor y la música han servido a varias generaciones para espantar -en la medida de lo posible- el fantasma del nazismo y de los campos de concentración. Una de las últimas muestras, como informa El Mundo, es la exposición "Virtudes de la Memoria", que se inaugura este lunes en la fundación Yad Vashem de Jerusalén (ganadora del Príncipe de Asturias a la Concordia en 2007 y cuya página, disponible en español, está plagada de documentos e historias sobre el Holocausto). En ella se exponen obras de artistas como Marc Klionsky o Boris Taslitzky (imagen superior), en las que el sufrimiento interno se plasma en imágenes cotidianas cargadas de angustia o, sencillamente, en lo vivido en los campos de concentración.

En la página de Yad Vashem (Autoridad para el Recuerdo de los Mártires y Héroes del Holocausto, 1953), también se pueden encontrar otras manifestaciones y exhibiciones artísticas online de supervivientes del Holocausto, como Felix Nussbaum o Zinovii Tolkatchev (izquierda), además de músicas de los guetos, fotografías, planos, etc.



8 abr. 2010

Paolo Vasile: el Señor de la Basura

Las declaraciones de este hombre, lugarteniente de Silvio Berlusconi en España, nunca dejan de sorprenderme. Si el año pasado descubría su mercantilista visión de la televisión (basada en un sistema de licencias que otorga el Estado en función de unos criterios de calidad y servicio público) en una entrevista a El Mundo, ahora lo hace en otra entrevista para Esquire. Como se hace eco Vertele, el consejero delegado de Telecinco no disimula las verdaderas motivaciones de los movimientos empresariales de su cadena y suelta perlas como "la fusión con Cuatro nos interesa porque nos quitamos a un competidor", "en Telecinco hacemos televisión para vender publicidad", "soy un adicto al share", "en Telecinco no hacemos televisión para la gloria, sino para el éxito" e, incluso menospreciando al público, "no existe el espectador, existen los espectadores: la identidad de la multitud no es la suma de identidades de los que suman la multitud, es otra identidad distinta". Vamos, que el público es una masa; esa masa uniforme y "aborregada" de la que tanto hablaban los autores críticos de la Escuela de Franckfort.

Paolo Vasile demuestra así la filosofía de la cadena paradigma de la basura y la carroña de España. En ningún momento se refiere a la información (a sus informativos, por ejemplo), al cine (al que en anteriores entrevistas y declaraciones calificaba poco menos de lastre para la televisión), a los concursos. o a sus profesionales (fuera de tratarlos como mercancías que compra a los competidores para, según él, "neutralizarlos"). Y todo ello lo hace el máximo responsable de una cadena de televisión que cumple veinte años y a la que se le otorgó una licencia, en el 89, por cumplir unos requisitos previos de calidad. Licencia que se renueva periódicamente y que estas empresas ya tienen de por vida (vamos, que se pierde el concepto "renovación" para convertirse en "eternización"). Está claro que el papel educativo de la televisión, sobre todo de la privada, está algo trasnochado; pero considerar un medio de comunicación una empresa sin más, cuyo objetivo primordial es la publicidad y la rentabilidad, dice bastante poco de la estructura informativa de España y, por extensión, del mundo. Peor aún: seguro que la mayoría de directivos de cadenas de televisión piensan igual que él, pero este italiano es el único que lo reconoce sin pudor.

Por cierto, no podía evitar cerrar esta entrada sin poner el video de María Teresa Campos llamando en directo "gilipollas", "hijo de su madre", "me ha querido sobornar", "vete a tu tierra" y otras preciosidades dialécticas a Vasile, poco después de abandonar Telecinco e irse a Antena 3. Apenas un año después del fracaso de sus dos programas (el último con el ingeniosísimo nombre de Lo que In-Teresa) en Antena 3, la profesionalísima Campos volvía a Telecinco, como se diría vulgarmente, con el rabo entre las piernas. Ya instalada en "la cadena alegre", donde le diseñan programas a su medida (primero desplazaron a un profesional de verdad como Vicente Vallés de La Mirada Crítica para dárselo a ella y más tarde se han inventado Qué tiempo tan feliz), reconoció hace poco que esa imagen de la televisión para culturizar ya está pasada, que la televisión sirve para entretener y ya está. Y luego se considera profesional...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...