29 oct. 2010

Halloween Vs. Todos los Santos


Para bien o para mal. Las tradicionales y sobrias celebraciones de Todos los Santos, arraigadas en la cultura española desde hace siglos (incluso milenios), van dando paso -sobre todo en las generaciones más jóvenes- a la cada vez mayor presencia de una fiesta que siempre nos ha sido ajena pero que, poco a poco, se va haciendo nuestra: Halloween. Lo que al principio era una pintoresca celebración norteamericana importada a España a través de las películas (infantiles, adolescentes, sangrientas, terroríficas, románticas y de todo tipo), ha acabado por instalarse en el calendario nacional con plenos derechos. Tiendas de disfraces para la ocasión, fiestas en discotecas y pubs, fiestas para los más pequeños o ciclos cinematográficos dedicados expresamente a esta terrorífica noche dan buena fe de ello. Frente a esto, los más puristas siguen reivindicando la tradición propia: la honra a los difuntos visitándolos en los cementerios, la elaboración de dulces y platos típicos y el resto de rituales patrios de carácter religioso y solemne. ¿Cómo han influido los medios de comunicación en el avance de Halloween frente a Todos los Santos?

En mi recuerdo quedan las tradiciones y celebraciones ligadas a esta festividad, con un papel todavía destacado en Cataluña: en las pastelerías reinan durante estos días los tradicionales "panellets" dulces que, según contaban los profes en el colegio, nacieron como una ofrenda de los vivos a los muertos, que los depositaban en las tumbas de sus difuntos familiares ("¡pero si no se los pueden comer!" decíamos muchos alumnos). Incluso en el cole nos enseñaban cómo hacerlos y para el puente de Todos los Santos todos nos llevábamos a casa una bandejita con nuestra propia muestra de panellets (de piñones, de chocolate, con una cereza, etc.). A ello se suma otra de las tradiciones otoñales: la castañada. También en el cole nos dedicábamos durante estos días a decorar las clases con dibujos de castañas, de asadores de castañas o de "la castanyera", una anciana -parecida a doña Rogelia...- vestida de negro que asa esos frutos sin parar. Además, por supuesto, de los asadores distribuidos por la ciudad -y que también he visto en Sevilla y este año, en mayor cantidad que nunca, en Córdoba-. Otra tradición de estos días, ya en Jaén (o, al menos, en el municipio de Arjona, el de mi familia) es la de los "santos gacheros": supongo que en su origen consistía en llenar de gachas (leche y harina) las puertas de aquellos vecinos que no querían abrir y dar algún obsequio al visitante (en este punto se parece a Halloween), pero al final esa amistosa (y de fácil limpieza) tradición ha derivado en que los críos (y no tan críos...) del pueblo llenen las cerraduras de algo parecido a pegamento blanco o pintura con serrín.

Hoy son muchos -para algunos demasiados- los niños y jóvenes que viven Halloween como su propia fiesta. A decir verdad, y según algunas páginas que he consultado, esta festividad es más antigua que la de Todos los Santos. De origen celta, surgió como celebración del fin de la temporada de cosechas. Según las leyendas, se creía que al finalizar la cosecha, la división entre el mundo de los vivos y de los muertos apenas se discernía. De ahí las máscaras y disfraces: para ahuyentar a los malos espíritus. Era el llamado Samhain. Posteriormente, los romanos unieron esta festividad a su propia celebración de la cosecha, en honor a la diosa Pomona. Y con la cristianización, acabó instituyéndose como festividad de todos los Santos, que pasó del 13 de mayo al 1 de noviembre. Una jornada para la que se celebraba una vigilia solemne: la víspera de Todos los Santos; en inglés, All Hallows Eve, denominación que acabó derivando en Halloween. Una fiesta que ha terminado por convertirse en un juego de niños (el famoso "truco o trato" estadounidense) y, en España, una fiesta de disfraces (creo que la tradición de pedir caramelos todavía no está muy instalada aquí).

Respondiéndome a mí mismo en la pregunta de antes: los medios de comunicación mantienen, a mi juicio, una posición ambigua al respecto. O quizás, más que ambigua, inteligente. Por un lado, tienen en cuenta las tradiciones autóctonas: se suele hacer mención a los dulces típicos, a las visitas a los cementerios, los oficios religiosos, etc. Y por otro, cada vez más cubren la forma en que los españolitos estamos descubriendo los encantos de Halloween: la venta de disfraces, las fiestas especiales, la programación "terrorífica", etc. Y digo que es inteligente por dos aspectos: uno, porque siempre he creído que las tradiciones y la cultura ajenas, si no son malas, no hay por qué rechazarlas por el mero hecho de "no ser nuestras". Siempre respetando lo nuestro, no es nada malo asumir y probar algo de lo ajeno (aunque, ciertamente, la cultura anglosajona nos inunda por todas partes, así que más que "algo" es "algo más"). Y segundo, porque a un sistema económico al que le interesan el consumo por todas partes, le sería estúpido renunciar a alguna de ellas: los artesanos y los floristeros hacen su agosto durante estos días, igual que las tiendas de disfraces o los establecimientos de ocio. El mensaje a emitir es simple: podemos (y, casi, debemos) comprar flores para nuestros difuntos para mantener nuestra arraigada celebración; pero también podemos abrirnos y comprar disfraces, ver películas o celebrar el divertido Halloween. Dos fiestas que se complementan perfectamente; una de ocio y la otra de solemnidad.

Así pues, no nos dejemos engañar. Por mucho que algunos intenten evitar Halloween, estamos condenados a entendernos con las calabazas de ojos huecos. Y por mucho que aborrezcamos ir al cementerio, muchos se sentirán culpables si no van ese (y no otro) día del año a honrar a sus difuntos. Al final todo es más de lo mismo: tradición = negocio.
NOTA: la imagen es de la película Nosferatu. Un clásico del cine mudo que siempre es un placer ver, sobre todo en Halloween...

28 oct. 2010

Algunas TVs presumen de beneficios... mientras el número de periodistas parados bate récords


Luego dirán que son malos tiempos para el negocio audiovisual, para el periodismo y para los medios de comunicación en general. Llevamos meses -y años, incluso- escuchando noticias sobre los despidos en medios como Abc-Vocento o El Mundo-Unidad Editorial. Empresas con una larga trayectoria como Zeta o la cadena de emisoras Cope no atraviesan ni mucho menos sus mejores momentos. Los datos son desalentadores: 6.500 periodistas en paro, según PR Noticias. Muchas voces han aludido incluso al "fin del periodismo", y la escasez de trabajo y sobreabundancia de licenciados en Periodismo (a los intrusos ya ni los cuento y, cuando hablo de intrusos, no me refiero ni mucho menos a Belén Esteban, si no a los sobrinitos o amiguetes que ocupan tantos puestos) dibujan un panorama oscurísimo para los que queremos empezar en esta apasionante profesión. Sin embargo, como de si de una excepción luminosa se tratara, las dos principales cadenas privadas del país, Antena 3 y Telecinco, han obtenido en los últimos nueve meses enormes beneficios, tal como publica hoy Vertele.com. Todo ello pese a la fragmentación de audiencias en televisión, a la irrupción de la TDT, a la competencia de Internet y a mil problemas más de los que continuamente se quejan los empresarios.

En concreto, la cadena de Planeta, si bien ha ido perdiendo audiencia mes a mes, ha conseguido obtener un 231% más de beneficios con respecto al mismo periodo del año anterior, lo que se traduce en un beneficio neto de 62,6 millones de euros en los primeros nueve meses del 2010, en comparación con los 18,9 millones del año pasado. Telecinco, por su parte, ha obtenido un 48,3% menos de beneficios, aunque sus datos siguen en números verdes: 32,16 millones de euros netos en los primeros nueve meses. No está nada mal.

¿Dónde va a parar ese dinero? Está claro que a crear nuevos productos, invertir, seguir creciendo, etc. Pero... ¿por qué no invertir en plantilla? Las TDTs están vacías de contenido propio y en la calle hay miles de periodistas dispuestos a innovar desde esas plataformas. En lugar de expandirse (el grupo Planeta sigue comprando empresas, como lo demuestra la adquisición del 50% del Círculo de Lectores a Bertelsmann o los proyectos para obtener licencias televisivas en Latinoamérica), ¿por qué no apuestan por mejorar los recursos humanos de los que ya disponen y crear nuevos puestos de trabajo? ¿Por qué en lugar de presumir en sus propios medios de sus millones de euros-como publica La Razón, diario del grupo Planeta-no presumen de los nuevos empleos que podrían crearse con ellos? Son preguntas que me hago a mí mismo desde mi enorme ignorancia y desconocimiento de los temas económicos. Pero siempre he creído que, si una empresa obtiene beneficios, ¿por qué no ampliar su plantilla y así su calidad, cantidad e influencia? En fin... preguntas que se hace a sí mismo un licenciado en paro y con cierto odio al mundo y al dinero...

26 oct. 2010

Y ahora... guerra de datos


Primera batalla en la guerra de tv movies entre Antena 3 y Telecinco. Si durante semanas las dos mayores cadenas privadas del país han movido sus productos (Hispania, de 8 episodios y Felipe y Letizia, de 2) como si de una partida de ajedrez se tratara, anoche asistimos al primer cara a cara entre Viriato y los Príncipes de Asturias. El resultado: Hispania, con 4.768.000 de espectadores y un 22,7% del share, supera en medio millón a Felipe y Letizia, que consigue un 20,9% y 4.270.000 espectadores.

Pero este primer combate no acaba ahí. Si bien Hispania ha conseguido mejores críticas, y Telecinco lideró la noche con la programación complementaria sobre los Príncipes (en la llamada "La noche de los Príncipes", que incluye la tv movie, un reportaje sobre la transformación de Letizia y un Hormigas Blancas sobre don Felipe), ambas cadenas, cual partido político después de unas elecciones, se atribuyen el triunfo a sí mismas. Una carrera por erigirse líder de la noche que se puede apreciar acudiendo a sus respectivas páginas webs. Antena 3 lleva a primera plana de su portal el titular "Hispania se impone a Felipe y Letizia", y destaca las "legiones de fans en las redes", aludiendo a su éxito en Facebook o Twitter, además de mostrar en imágenes la favorable crítica y la expectación mostrada por los principales medios de comunicación españoles (con capturas de El Mundo, Público, Vertele.com, El Semanal Digital, etc.). Por su parte, en los informativos de las 15 horas -como ya nos tienen acostumbrados cada vez que quieren autopromocionar sus productos-, han insistido en el liderazgo de su serie y en el revuelo causado en Internet. Una posición, dentro de esta "guerra sucia de series" -como califican desde algunas páginas- en la que Antena 3 presume de lo suyo y no critica excesivamente al adversario, como sí hace -¡qué sorpresa!- Telecinco.

En la sección
Telemanía de la web de Telecinco, la cadena de Mediaset deja claro el ideario competitivo y pisa-cabezas de la empresa: "Telecinco saca 7 puntos a A3, que quita la publicidad a ‘Hispania’ para salir en los diarios", y subtitula "Con un 18,4%, Telecinco logra la mayor ventaja en lunes de los dos últimos años sobre Antena 3 (12,5%), que se 'comió' más de 350.000 euros al estrenar su serie sin 'spots'". Una noticia en la que insisten en el supuesto fracaso de Antena 3 por la forma en que "blindó" el estreno de Hispania, jugándose el lunes para perderlo. Como hace la cadena rival, Telecinco asegura que "Letizia" fue trending topic durante la madrugada de ayer (es decir, uno de los 10 nombres más buscados en las redes sociales a nivel mundial), proclamando a Facebook y Twitter "felipeyletizistas". Obviando, sin embargo, que la página de Hispania en Facebook tiene más de 16.000 seguidores y la de FyL, poco más de 200.

En definitiva, no se trata sino de un capítulo más en un enfrentamiento entre las cadenas de Mediaset y Planeta que sigue in crescendo, tras la prohibición reciente de que Telecinco utilizara más el apelativo "cadena triste" para referirse a Antena 3, la contraprogramación, el robo de entrevistados estrella y un sinfín de choques más. Un conflicto en el que se ponen de manifiesto las estrategias de cada una de las cadenas. La cadena presidida por José Manuel Lara Bosch machaca con sus promos y grita a los cuatro vientos su liderazgo, mientras que la de Paolo Vasile no tiene escrúpulos en atacar a la rival. Prueba de ello es el catálogo de noticias sobre fracasos que Telecinco (a través de su sección Telemanía) dedica a Antena 3 para regocijarse en la caída de audiencia de ésta, con titulares "tan objetivos" como "Le sale el tiro por la culata rematar a la princesa de Éboli" o "El menú de Arguiñano se enfría".
Seguiremos atentos a esta guerra televisiva...

19 oct. 2010

A3 y Telecinco siguen jugando al ajedrez con sus tv movies


Si en la anterior entrada comentaba que Telecinco y Antena 3 se habían enzarzado en una guerra de mini series, cuyas armas eran las esperadas Felipe y Letizia e Hispania, respectivamente, hoy asistimos a un capítulo más. Como si de un ajedrez se tratara, las dos cadenas están moviendo sus tele filmes para pisotearse la una a la otra. La cronología de este conflicto es la siguiente:

- 13-14 de octubre: Antena 3 anuncia que estrenará su producción más ambiciosa en el prime time del miércoles 20. Justo la franja horaria que hasta esa semana ocupa Tierra de Lobos, otra de las ambiciosas propuestas de Telecinco que se ve menguada por el final de El Internado (otro movimiento estratégico de Antena 3 para dañar a Telecinco, que adelantó el final del lunes 18 al día 13). La cadena de Mediaset, por su parte, decide guardarse en el bolsillo su serie sobre forajidos -tras el descenso de audiencia- sin anunciar la fecha en que continuará, para resguardarla así del posible éxito de Hispania.

- Horas después...: Telecinco contraataca programando para el miércoles 20 otra de sus grandes apuestas de la temporada, Felipe y Letizia. Se anuncia además el especial Hormigas Blancas sobre el Príncipe para el lunes 18, que sí se emitió anoche.

- Fin de semana del 15-17 de octubre: si durante todo el fin de semana los diferentes portales sobre televisión y otros medios se habían hecho eco del enfrentamiento entre los romanos de Hispania y la edulcorada historia de amor de los Príncipes de Asturias, Antena 3 empezaba la semana anunciando que "levantaba" Hispania de su particular tablero de ajedrez, y en su lugar colocaba a La princesa de Éboli. Durante unas horas no se conoce dónde se ubicará Hispania; hasta que por Internet y a través de las propias promociones de la cadena, se hace público que la serie de romanos se emitirá finalmente el lunes 25 de octubre.

- Martes 19 de octubre: apenas unas horas después de conocerse la nueva ubicación de las mini series de Antena 3, Telecinco vuelve a perseguir a Hispania ubicando la tv movie sobre los Príncipes en el prime time del lunes 25. Entre sus pretensiones, seguramente, empañar el estreno de la superproducción de Antena 3 y, quien sabe, cierto temor a que la segunda parte de La princesa de Éboli desluzca la suya propia este miércoles. Una producción, la protagonizada por Belén Rueda, que anoche consiguió un nada despreciable 16,4% de share (teniendo en cuenta que la media de Antena 3 se mueve en un 13%) y que si mantiene fiel a esta audiencia podría arrebatarle el trono a los mismísimos Príncipes de Asturias (aunque, es de suponer, los espectadores de una producción de tintes históricos no serán los mismos que los de otra con tintes telenovelescos).

Así las cosas, todavía no se sabe si Antena 3 volverá a mover Hispania y, si lo hiciera, si Telecinco volverá a jugar con sus príncipes. Lo que sí se sabe es que mientras Antena 3 hizo su jugada de contraprogramación dentro de las reglas, Telecinco podría tener que pagar 500.000 euros de sanción por no comunicar sus cambios al Ministerio de Industria con al menos tres días de antelación. Toda cadena tiene la obligación de enviar sus programaciones al gobierno con al menos tres días de antelación; el Ministerio se encarga, posteriormente, de comprobar que se ha emitido lo que estaba previsto. De no ser así, se abre una incidencia y se piden explicaciones a la cadena. Si la cadena no tiene explicaciones justificables (problemas técnicos, asuntos de gran interés como un atentado, etc.), se abre un expediente cuya sanción puede ser de entre 100.000 euros (si es leve) o 500.000 si es grave. El espectador, si se siente engañado, también puede denunciar la contraprogramación ante la Subdirección General de Medios Audiovisuales.

La pregunta ahora es: ¿cuándo se acabará esta inédita partida de ajedrez entre las tv movies de Antena 3 y de Telecinco? ¿Cuándo se emitirán definitivamente? Quién sabe...

18 oct. 2010

Príncipes, princesas y romanos: la nueva guerra de Antena 3 y Telecinco


Resulta extraño ver cómo después de varias semanas en las que las dos grandes cadenas privadas de televisión del país -Telecinco y Antena 3- se han visto saturadas del circo y la chabacanería de Belén Esteban y Cía., ahora asistamos a toda una pugna por las miniseries o tv movies. Producciones con, en mayor o menor medida, presupuestos dignos de la gran pantalla que quizás no sean tan rentables económicamente como otros programas de menor factura (léase "Sálvame", "DEC", reportajes callejeros, etc.) pero que sí suponen cierta rentabilidad en imagen.

La piel azul, No soy como tú (no aguanté ni 10 minutos de este aburridísimo drama vampírico), 20-N: Los últimos días de Franco (con el recientemente fallecido Manuel Alexandre), Raphael, Adolfo Suárez, el presidente; El Castigo, o Días de Luz han sido algunas de las tv movies producidas y emitidas por Antena 3. Mientras que Telecinco, en su línea de corazón y sentimentalismo, ha conseguido resultados desiguales con mini series como La Duquesa, Paquirri, Alfonso: el príncipe maldito (estas tres con buenos datos de audiencia), La ira, El Pacto, Inocentes o Vuelo IL8714 (esta última, pese a la polémica y la cansina promoción, un auténtico fracaso). Temáticas, audiencia y nivel técnico aparte, lo cierto es que estas tv movies demuestran la salud de la ficción española en televisión en contraste con el endogámico y variable poco éxito del cine español en las carteleras.

Precisamente esta semana Telecinco y Antena 3 se enfrentan con algunos de sus productos más ambiciosos. Esta misma noche se estrena La princesa de Éboli, producida por Antena 3 y Notro Films, que cuenta en su reparto con Belén Rueda, Hugo Silva o Michelle Jenner (de nuevo Antena 3 utiliza a una de sus más empalagosas y explotadas parejas ficticias, aunque esta vez no vivirán ningún romance juntos...). Supongo que, visto el éxito de Los Tudor en TVE1, a algún guionista avispado se le ocurrió que en la historia de España había personajes y aventuras tanto o más apasionantes que los de la corte del inglés Enrique VIII que pudieran protagonizar su propia película.




Pero si hay una producción que ha levantado expectación, esa es Hispania: la leyenda, de Bambú Producciones y cuyo estreno se había anunciado para el miércoles 20. Telecinco, para evitar que los romanos atacaran su fortaleza belenista, relevó temporalmente otra de sus grandes producciones, la serie Tierra de Lobos (en descenso de audiencia), y programó Felipe y Letizia: una historia de amor, su apuesta de esta temporada. Un movimiento que ha provocado hace sólo unas horas que Antena 3 haya contraprogramado el segundo capítulo de La Princesa de Éboli para el miércoles, quizás por temor a que la película de Telecinco desluzca el esperado estreno de Hispania, reservándolo para otro día.
Con un importante presupuesto (por más que lo busco, ningúna página detalla la cantidad exacta), Hispania espera convertirse en la primera gran superproducción de romanos "made in Spain", y de nuevo recurre a un capítulo de la historia de nuestro país (aunque supongo que dramatizada, edulcorada y heroizada) para llevarla a la pequeña pantalla. Roberto Enríquez, Jesús Olmedo, Lluís Homar, Juan José Ballesta y Ana de Armas son algunos de los miembros del reparto.

Héroes romanos y princesas imperiales que tendrán que vérselas con los mismísimos Príncipes de Asturias. El miércoles 20 de octubre Telecinco estrena Felipe y Letizia: una historia de amor (título ñoño donde los haya). Producida por Brutal Media, con la participación de Amaia Salamanca, Fernando Gil, Juanjo Puigcorbé y Marisa Paredes, pretende relatar el romance y posterior boda de los Príncipes. Aunque, como se puede prever gracias a las promociones de la cadena, la historia estará "remasterizada" al gusto de las telenovelas. Lo peor de una película de estas características en Telecinco es que servirá de excusa para retroalimentar sus propios programas del corazón (es decir, sus 10 horas diarias de programación) despertando de nuevo polémicas y sacando trapos sucios del Príncipe, de Letizia, del abuelo taxista y de la prima solterona de Cuenca. Una promo-alimentación de contenidos a la que ya nos tiene acostumbrados la cadena de Vasile.

Por venir quedan todavía muchas tv movies. Especialmente alto es el número de producciones de este tipo por parte de TVE (y precisamente cuando aún hay dudas sobre su financiación): Clara Campoamor, sobre la mujer que consiguió la aprobación del voto femenino en España; Tres días de abril, sobre la caída de la monarquía de Alfonso XIII y la instauración de la II República; La Conspiración, un retrato del general Mola y el golpe de Estado de 1936; El ángel de Budapest, basada en el diplomático Ángel Sánz Briz, al que se bautizó como "el Schindler español" por su ayuda a los judíos durante la II Guerra Mundial; Objetivo Carrero, sobre al atentado de Carrero Blanco; el secuestro y liberación de Ingrid Betancourt en Operación Jaque; o la biografía del político vasco Mario Onaindia en El precio de la libertad. Y, sin duda, una de las más esperadas: Isabel, mi reina, un repaso a toda la vida de la reina católica que, pese a anunciarse hace ya casi un año, no se prevé que comience el rodaje hasta finales de año, después de que la Corporación pública apruebe los presupuestos para una superproducción que espera situar a la cadena a la altura de la BBC. Una coproducción de Isla Producciones (La pecera de Eva) y Diagonal TV (Amar en tiempor revueltos), y por el momento poco más se sabe.

Esperemos que no sea una moda pasajera y las televisiones, tanto privadas como públicas, se acostumbren a ofrecer al público algo de calidad, que suponga un esfuerzo y dé trabajo a quien se lo merece y no a buitres y personajes de quinta fila que invaden la TV. Siempre será mejor que las cadenas contraprogramen y luchen por ofrecer la mejor tv movie, a que se enfrenten por entrevistar a personajillos, amantes y ladrones.

3 oct. 2010

Para estar informado de quién nos informa: prnoticias.com












Ya hace tiempo que conozco esta página (desde que la consulté varias veces para la asignatura de Estructura de la Información, una de las más útiles y atractivas de la carrera de Periodismo), pero como aconsejaba la insigne Aurora Labio -profesora de dicha asignatura-, la estructura informativa evoluciona constantemente. En PR Noticias (no sé si el portal en sí pertenece a algún grupo de comunicación, pero lo dudo) informan de forma bastante neutral de la evolución de las audiencias, de las pérdidas y ganancias, de los bailes de propietarios, de demandas, acciones y todo lo referente a quién y qué hay detrás de los medios de comunicación. Una página útil para estar informado de quién nos informa.

Chávez contra una periodista



Por todos es conocido el poco respeto que Hugo Chávez tiene a los medios de comunicación y a los periodistas. En este caso, el presidente de la república bolivariana de Venezuela ataca y humilla a una periodista por haberle preguntado sobre los votos que puede obtener la oposición y el reparto de los diputados en Venezuela. "Pregunta gelatinosa", "sin fundamentación", "tú ignoras lo que aquí pasó" fueron algunos de los calificativos con los que, finalmente, evadió las preguntas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...